lunes, 27 de abril de 2009

SOBRE LA TRANSMISIÓN DE ENFERMEDADES. APORTACIÓN DE ELENA MARTÍN-ZARCO.

EL VIRUS QUE LLEGA CON EL VIENTO.

Los científicos vinculan la epidemia de la lengua azul con la entrada de arena del Sáhara - El mosquito que la transmite vuela grandes distancias entre las partículas

En el año 2000, los ganaderos de Menorca y Mallorca se enfrentaron a una enfermedad que desconocían. Sus ovejas perdían fuerza, sufrían altas fiebres e infecciones pulmonares. A menudo, perdían las crías. Tuvieron que sacrificar miles de ovejas e inmovilizar el ganado para evitar que la "rara enfermedad" de la que hablaba la prensa saltase a la Península. Al principio nadie lo sabía, pero después de casi 40 años la lengua azul había vuelto a España. Y esta vez, para quedarse.

El catedrático de Sanidad Animal de la Universidad Complutense de Madrid José Manuel Sánchez Vizcaíno recuerda que el Gobierno y los expertos estaban convencidos de que ese brote llegó desde Cerdeña, "que llevaba meses con casos". La idea dominante era que la enfermedad había llegado de alguna forma extraña, probablemente en barco. Sin embargo, Sánchez Vizcaíno y su equipo acaban de dar con la clave de la aparición de ése y de los focos posteriores. El 24 de julio de 2000, los satélites de la NASA fotografiaron una gran nube de polvo que viajaba de Túnez a Cerdeña, y que la cola de la nube tocó Baleares. "Estamos convencidos de que esa nube de polvo dejó alguna carga de virus en las islas. Como era menor que en Cerdeña, tardó más en aparecer la enfermedad, y por eso parecía posterior". Vizcaíno presentó este verano en un congreso de veterinarios europeos sus conclusiones. "Se creía que el mosquito que transmite el virus de la lengua azul viajaba ayudado por el viento, pero no estaba relacionado directamente con las nubes de polvo sahariano", explica Vizcaíno.

El mosquito que transmite la enfermedad y que trae en jaque a ganaderos y autoridades se llama culicoide y es diminuto. "Se pueden ver nubes en la carretera. Son negros y muy pequeños y, a veces, si uno va en coche y se para, se acercan porque buscan el calor". De forma natural pueden volar unos 60 kilómetros, pero dentro de las grandes nubes -las que llevan suficiente virus para causar un brote- vuelan cientos de kilómetros entre la arena.

Vizcaíno y su equipo analizaron miles de datos sobre las nubes de polvo del desierto que desde 2004 han llegado a España. Son bien conocidas porque el Barcelona Supercomputing Center tiene un programa informático sobre el movimiento de las partículas de arena para predecir la contaminación en las ciudades. Además de la nube de 2000, que introdujo en España el serotipo 1 de la enfermedad, vieron que en la llegada del serotipo 4 en 2004 y del serotipo 1 en 2006 seguían un patrón común: "Había un brote de estos serotipos en el norte de África, una gran intrusión de polvo y a las semanas un brote en España, en las zonas climáticamente aptas para el mosquito".

Blanco y en botella. "Creemos que hemos identificado con precisión qué nubes de polvo trajeron esos brotes", señala Vizcaíno. Y concluye: "El viento es nuestro peor enemigo para los brotes que vienen de África".

El director general de Recursos Agrícolas y Ganaderos del Ministerio de Medio Ambiente y Rural, Carlos Escribano, explica que España está en una de las peores zonas. Por el norte y en camión llegan los serotipos que desde hace cuatro años azotan el norte de Europa. Y es que la enfermedad, transmitida por un mosquito tropical, estaba ascendiendo ayudada por el calentamiento. Y por el sur y gracias al polvo del desierto, llegan los serotipos africanos. Para los primeros se pueden poner controles en la frontera. Para los segundos no hay nada que hacer. La información ya se está aplicando: "En cuanto tenemos un foco miramos el satélite". El ministerio busca si las semanas anteriores ha entrado polvo que arrastra enjambres de mosquitos. Esa información puede servir para acelerar la vacunación en determinadas zonas.

Por eso, erradicar la lengua azul parece una lucha condenada, como explica Vizcaíno: "Cuando controlamos un serotipo llega otro desde África, ya que no podemos frenar el viento. La mejor opción que tenemos es diseñar vacunas polivalentes, que sirvan para varios serotipos". Con la globalización y el calentamiento los científicos creen que vendrán más enfermedades (unas nuevas y otras viejas). La fiebre del valle del Rift, que afecta al ganado, pero también a las personas, y para la que no hay vacuna, puede ser la siguiente.

25 millones de vacunas
La lengua azul -se llama así porque este músculo adquiere un tono violáceo- no afecta al hombre, pero es desde hace ocho años un dolor de cabeza para los ganaderos españoles. En lo que va de año, el Gobierno y las comunidades autónomas han tenido que vacunar a 25 millones de animales (20 millones entre cabras y ovejas y cinco de vacas), con un coste de 150 millones de euros. El director general de Recursos Agrícolas y Ganaderos, Carlos Escribano, confía en que la llegada del frío acabe con el mosquito culicoide -que pica a los animales y transmite la enfermedad- y "dé un respiro".

Sólo desde el 4 de noviembre ha habido 15 focos en España, las pérdidas son millonarias y los ganaderos no pueden más: cuando habían vacunado a su ganado de un serotipo les atacaba otro.

3 comentarios:

Alberto v.d. dijo...

He recogido información sobre la gripe porcina ya que es un tema actual que es muy preocupante.


La gripe porcina (también conocida como influenza porcina o gripe del cerdo)[1] [2] es una enfermedad infecciosa causada por cualquier virus perteneciente a la familia Orthomyxoviridae, que es endémica en poblaciones porcinas. Estas cepas virales, conocidas como virus de la influenza porcina o SIV (por las siglas en inglés de «Swine Influenza Viruses») han sido clasificadas en Influenzavirus C o en alguno de los subtipos del género Influenzavirus A.

Aunque la gripe porcina no afecta con regularidad a la población humana, existen casos esporádicos de infecciones en personas. Generalmente, estos casos se presentan en quienes trabajan con aves de corral y con cerdos, especialmente los sujetos que se hallan expuestos intensamente a este tipo de animales, teniendo mayor riesgo de infección en caso de que éstos porten alguna cepa viral que también sea capaz de infectar a los humanos.[7] Esto es debido a que los SIV pueden mutar y adicionalmente mediante un proceso denominado reclasificación, adquirir características que les permite su transmisión entre personas.[8] Además, tienen la capacidad de modificar su estructura para impedir que las defensas de un organismo tengan siempre la misma eficacia, ocasionando que los virus ataquen de nuevo con un mayor efecto nocivo para la salud.[9]

Es importante destacar que el brote de gripe H1N1 de 2009 en seres humanos y que se conoce popularmente como "gripe porcina", aparentemente no es provocado realmente por un virus de gripe porcina. Su causa es una nueva cepa de virus de gripe A H1N1que contiene material genético combinado de una cepa de virus de gripe humana, una cepa de virus de gripe aviaria, y dos cepas separadas de virus de gripe porcina.[2] Los orígenes de esta nueva cepa son desconocidos y la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) reporta que esta cepa no ha sido aislada directamente de cerdos.[10] Se transmite con mucha facilidad entre seres humanos, debido a una habilidad atribuida a una mutación aún por identificar,[11] y lo hace a través de la saliva, por vía aérea, por el contacto estrecho entre mucosas o mediante la transmisión mano-boca debido a manos contaminadas.[9] Esta cepa causa en la mayoría de los casos, sólo síntomas leves y las personas infectadas se recuperan satisfactoriamente sin necesidad de atención médica o el uso de medicamentos antivirales.


La gripe porcina infecta a algunas personas cada año, y se encuentra típicamente en aquellos que han estado en contacto con cerdos de forma ocupacional, aunque también puede producirse transmisión persona a persona.[20] Los síntomas en seres humanos incluyen: aumento de secreción nasal, tos, dolor de garganta, fiebre alta, malestar general, pérdida del apetito, dolor en las articulaciones, vómitos, diarrea y en casos de mala evolución, desorientación, pérdida de la conciencia y ocasionalmente puede terminar en la muerte

Antonio dijo...

Hola Profe.
En complementación a la noticia aportada por Alberto, te dejo un video sobre que es la gripe porcina y cuáles son sus síntomas.

http://www.youtube.com/watch?v=4Chyy-Sn4_4

María José Morales dijo...

Gracias a Alberto y a Antonio por sus aportaciones. El comentario de Antonio me ha llevado a otro vídeo más completo y actual, centrado en la situación en España.